¿COMO PUEDE UN JOVEN CRISTIANO PERMANECER EN EL MUNDO HOY EN DÍA?

Traducido de “Graines de Lumière, Germes de Vie”

« ... Os he escrito a vosotros, jóvenes, porque sois fuertes, y la palabra de Dios permanece en vosotros, y habéis vencido al maligno. No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él»

(1 Juan 2:14-15) 

«¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra»

(Salmo 119:9)

 

«...que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios»

(Efesios 4:17-18 )

 

«...vuestro adversario el diablo...anda alrededor buscando a quien devorar, al cual resistid firmes en la fe»

(1 Pedro 5:8)

 

« ú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús»

(2 Timoteo 2:1)

EL JOVEN CRISTIANO Y LA BIBLIA

LO QUE EL MUNDO PIENSA

 

Vivimos en una sociedad donde reina una gran ignorancia de la Biblia. Ésta es a menudo asimilada a los escritos de los fundadores de religiones. Se habla de ella si llega el caso, se hacen películas de escenas bíblicas pero, para la mayoría de nuestros contemporáneos, la Biblia ha perdido el carácter sagrado de Palabra de Dios. Está considerada como un libro de historia antigua o incluso como una colección de leyendas. ¿Habiendo puesto a un lado la Biblia, es nuestra civilización aun cristiana?

LO QUE DICE LA BIBLIA

Sí, la Biblia habla de si misma. Afirma que toda la Escritura es inspirada por Dios, y que es útil(1) . El Espíritu Santo la hace viva y eficaz para el creyente(2) como también para tocar un inconverso(3) .

 

Se comprueba que alguien recto y honrado, leyendo la Biblia sin perjuicios, siente que Dios le interpela personalmente; lo conduce a reconocerse culpable delante de él y aceptar la salvación por la fe en Jesucristo. Convencida, esta persona cree, se arrepiente, nace del Espíritu: es cristiana. Luego, la Biblia es su guía segura en las pequeñas y grandes cosas(4) , más fiel que la sabiduría y la experiencia(5) humanas.

TRES OBJETIVOS PARA TI

 

1. Lee cada día una porción de la Biblia con oración, recíbela como viniendo de Dios para ti, con el deseo de ponerla en práctica.

 

2. Comienza con los evangelios para conocer la vida y las palabras del Señor Jesús, lo que permitirá estar cerquita de Él. Lee también las epístolas para tomar la gracia de Dios que nos enseña a vivir en el tiempo presente sobria, justa y piadosamente(6).

3. Con la ayuda de Dios, y conciente de ser su hijo, “ponte a la cabeza” en los valores bíblicos, en medio de una generación que pierde todas sus indicaciones morales.

(1) 2° Timoteo 3:16

(2) 1ª Corintios 2:14

(3) Hechos 8:35

(4) Salmo 119:9, 105

(5) 1ª Corintios 1:25

(6) Tito 2:11-12

***************************************************************************************

EL JOVEN CRISTIANO Y EL PECADO

LO QUE EL MUNDO PIENSA

La idea de que se pueda pecar contra Dios se debilita en el mundo occidental y está incluso ausente de la conciencia de muchos. La línea de demarcación entre el bien y el mal a los ojos de Dios, ya no es más conocida.

 

Las indicaciones, las normas morales tienden a desaparecer. Se oye decir que el mal comienza tan pronto como se perjudica al otro; pero no es lo que la Biblia enseña. Ella es, y sólo ella, la norma divina.

LO QUE DICE LA BIBLIA

La Biblia declara que los hombres pecaron desde el comienzo de la humanidad(7).

 

¿Que es que el pecado según la Biblia?

 

1. Todo pecado es primero contra Dios. Es vivir sin tener en cuenta que es nuestro Creador, sin rendirle el honor que le es debido, es decir actuar en contradicción con su Palabra.

 

2. Pecar contra su prójimo hecho a la imagen de Dios, no es solamente hacerle sufrir; es también perjudicarle o no ayudarle, de modo directo o indirecto, a corto o largo plazo. Estos aspectos a menudo escapan de la moral humana.

3. En fin podemos pecar contra nuestro cuerpo. Comprado a precio, ha llegado a ser para el creyente el templo del Espíritu Santo(8).

TRES OBJETIVOS PARA TI

1. En tus pensamientos, en tus palabras, y en tus actos, colócate bajo la mirada de Dios a quien conoces como Padre.

 

2. Siempre estés convencido de que las instrucciones que Dios dio, las estableció según Su sabiduría para tu bien, para tu equilibrio físico, psíquico y espiritual, y el de las personas que te rodean. Aunque no lo comprendas todo, ten confianza en la voluntad de Dios; sométete con alegría.

 

3. A la imagen del Señor Jesús, encuentra tu gozo para hacer la voluntad de Dios, para tener Su aprobación, para honrar Su nombre y hacer brillar su luz alrededor de ti practicando el bien.

(7) Génesis 3:1-19

(8) 1° Corintios 6:19

***************************************************************************************

EL JOVEN CRISTIANO Y EL SEXO OPUESTO

LO QUE EL MUNDO PIENSA

No hay nada de nuevo bajo el sol. El mundo contemporáneo se asemeja a la civilización de Noé donde toda carne había corrompido su camino(9) o aun a Sodoma y Gomorra que había zozobrado en la homosexualidad(10). No olvidemos que uno fue devorado por el diluvio y el otro fue destruido por el fuego. Rechazando a Dios, el mundo actual se pervierte y pervierte este don maravilloso de Dios que es la sexualidad. Lo explota con fines comerciales, lo muestra (películas, novelas, pornografía), lo perjudica (infidelidad, prostitución), en una palabra lo hace vulgar y marchito.

LO QUE DICE LA BIBLIA

La Biblia muestra que la sexualidad se ha sido dada al hombre antes de que el pecado entrara al mundo. Recordémonos de la exclamación de Adán cuando Eva le fue presentada(11). ¡Todo era tan bello!

 

Dios dio el lazo del matrimonio para la felicidad y la bendición del hombre y de la mujer(12). Dios siempre defendió y reprobó toda forma de desviación sexual: fornicación, adulterio, incesto, prostitución(13). Estas reprobaciones son repetidas en el Nuevo Testamento(14) con una enseñanza más exigente sobre el divorcio(15) .

Para el cristiano las alternativas son las siguientes:

— no casarse y entonces quedar virgen. 

— O casarse para estar unido en cuerpo, alma y espíritu con su cónyuge.

TRES OBJETIVOS PARA TI

1. Para no debilitar tu sensibilidad y tu capacidad de ser fiel, no juegues con fuego buscando conquistas sin destino.

 

2. Permanece virgen hasta el matrimonio: guarda tu intimidad para la mujer (para el hombre) de tu vida, en miras de ofrecerte a él( o ella) como un jardín secreto.

 

3. Acepta ser diferente: poca importancia tiene lo que otros hacen y aquello de lo que los demás piensen de ti. Busca solamente la aprobación de Dios, permanece en su reino de amor, de justicia, y de paz. ¡Es allí dónde está la verdadera libertad y la verdadera felicidad!

(9) Génesis 6:12

(10) Génesis 19

(11) Genesis 2:23

(12) Genesis 2:24

(13) Éxodo 20:24

(14) Hechos 15:29 por ejemplo

(15) Mateo 5.:27-32; 19:9

***************************************************************************************

EL JOVEN CRISTIANO Y EL PUDOR

LO QUE EL MUNDO PIENSA

Por medio de las películas, las revistas, la moda, y la publicidad, las nociones elementales de pudor se desvanecen cada vez más. Cada uno se considera obligado a distinguirse, a atraer las miradas hacia sí, y esto, por su modo de vestir o comportamientos indecentes. Las relaciones que cada uno mantiene normalmente con el otro sexo, en lugar de ser vividas en el respeto mutuo, tienden a desarrollarse en un clima de provocación sensual. ¿Cómo asombrarse de la progresión alarmante de los crímenes sexuales? Un alto funcionario de policía lanzaba recientemente este llamamiento: “¡jovencitas, no busquen problemas, vístanse decentemente!”

LO QUE DICE LA BIBLIA

La Biblia ordena a los cristianos, a las cristianas, de llevar vestimentas decentes (1ª Timoteo 2. 9). Esto no implica de ninguna manera ser pasado de moda. La Biblia condena todo atentado al pudor sea por medio de sus trajes, sea por acciones, o sea por situaciones. Ella coloca la falta de pudor entre las obras de la carne (Gálatas 5. 19; Romanos 13. 12-13).

TRES OBJETIVOS PARA TI

1. Busca la enseñanza del Señor en las epístolas. Déjate dirigir por amor para con Él, no por reglas humanas dictadas por la moda.

 

2. Preocúpate de no hacer pecar a alguien en sus acciones o incluso en sus pensamientos.

 

3. Busca una postura sobria y favorable. Para que tu compañía sea agradable, cultiva también, y ante todo, la belleza del corazón (1ª Samuel 16:7; 1ª Pedro 3:3-4). Esta belleza escondida se ve también por fuera (ejemplo de Moisés en Éxodo 34).

 

***************************************************************************************

EL JOVEN CRISTIANO Y EL MATRIMONIO

LO QUE EL MUNDO PIENSA

En la sociedad actual, el empeño de los esposos en la unión del matrimonio a menudo no tiene ya el carácter sagrado que tenía en otro tiempo. Esto no es sorprendente cuando Dios es puesto a un lado, olvidado, despreciado. También se ve la unión libre entrar en las costumbres, y el cambio de compañero ser considerado como normal. La fidelidad ya no es una calidad altamente apreciada, y la tolerancia se vuelve muy grande frente al adulterio y incluso a veces frente a la bigamia.

LO QUE DICE LA BIBLIA

La Biblia declara, desde sus primeras páginas, que el matrimonio es una institución divina. Es Dios quien instituyó el matrimonio y su pensamiento es: «un hombre — una mujer — una vida en común» en el amor y el respeto mutuos (Génesis 2 y 1ª Corintios 7:2-5). Lamec, tomando para si dos mujeres (Génesis 4:19) y enseguida, la humanidad es hecha a su manera. Cuando el Señor Jesús vino, recordó el plano inicial de Dios declarando: «Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne; así que no son ya más dos, sino uno» (Marcos 10. 7-8).

TRES OBJETIVOS PARA TI

1. Prepárate para una unión estable renunciando al flirteo o aventuras.

 

2. No te comprometas a la ligera. Por encima de todo, no te comprometas con un(a) no creyente (2ª Corintios 6,14). Para prepararte, busca la compañía de otros jóvenes cristianos. Tener con ellos relaciones sobre un plano fraternal te será también de una gran ayuda. 

3. La buena elección: es aquello que el Señor ha previsto para ti. ¡Pídele que te guíe para ser conducido a hacer que este encuentro a menudo misterioso, que es siempre maravilloso!

***************************************************************************************

Y SI TE HAS DEJADO SORPRENDER, SIENDO ARRASTRADO POR LA CORRIENTE

LAS ACTITUDES DEL MUNDO FRENTE AL PECADO

 

«El proceder de la mujer adúltera es así: Come, y limpia su boca Y dice: No he hecho maldad» (Proverbios 30:20).

Se considera que ya es hora de librarse de exigencias impuestas por la religión y terminar con los viejos tabúes de una sociedad hipócrita, hoy en día anticuada. La tolerancia frente del pecado arrastra la irresponsabilidad, y la conciencia se acostumbra.

Hoy, se va más lejos todavía; los medios de comunicación presentan la libertad sexual como una forma de amor al prójimo, uno de los medios para romper todas las supuestas barreras egoístas y aprehensivas. Esta práctica del mal incluso es considerada como una prueba de amor frente a su novio(a). Así es como el hombre inclusive justifica su pecado en aquello que Dios condena.

LO QUE LA BIBLIA PRESENTA: UN CAMINO DE ARREPENTIMIENTO

Posiblemente se puede decir: "sí…, pero el pecado es tan atractivo, la corriente tan fuerte… ¿podré volver a subir?". El rey David, arrastrado como a un “precipicio” por su propia codicia, nos señala el camino de vuelta hacia el Dios que perdona. Lo declara así:

 

  • «Contra ti, contra ti solo he pecado, Y he hecho lo malo delante de tus ojos» (Salmo 51:4)

  • «Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová; Y tú perdonaste la maldad de mi pecado» (Salmo 32:5)

  • Otros textos de la Biblia invitan al creyente a reconocer sus faltas delante de Dios y delante de aquellos a quienes se la hecho mal — «Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad» (1ª Juan 1. 9).

  • «Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho» (Santiago 5:16)

TRES OBJETIVOS PARA TI

1. Conoce profundamente en tu corazón los dos pensamientos contenidos en este versículo para que lo vivas: «Pero en ti hay perdón, para que seas reverenciado» (Salmo 130:4).

 

2. Recibe para ti estas palabras del Señor Jesús quien pagó la deuda de tus pecados la cruz: «Ni yo te condeno; vete, y no peques más» (Juan 8:11). Huye sin vacilación de toda situación que te comprometa con las concupiscencias de la carne.

 

3. Acuérdate de David que, plenamente convencido del perdón de su Dios, reencontró «el gozo de su salvación» (Salmo 51:12) y la comunión de su Dios. Y si es necesario, acepta como David, llevar con este Dios misericordioso que te levantó, las consecuencias de lo que reconoces “haber sembrado” (Gálatas 6. 7-10). Pero, de todos modos, acuérdate de esto: «El que encubre sus pecados no prosperará; Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia» (Proverbios 28. 13)